Doble femicidio en Córdoba: intentan rescatar uno de los cuerpos de un aljibe

Doble femicidio en Córdoba: intentan rescatar uno de los cuerpos de un aljibe

 5 vistas totales,  1 vistas hoy

El Ministerio Público Fiscal confirmó el hallazgo de unos los cuerpos del doble femicidio en Córdoba en un aljibe.

El Ministerio Público Fiscal confirmó este martes que el cuerpo de una de las víctimas del doble femicidio perpetrado en Córdoba fue hallado en un aljibe, aunque los rescatistas no pueden sacarlo.

Según informaron, el cadáver está en un pozo de agua de unos 60 metros de profundidad en el que hay chatarra, por los que los rescatistas salen en busca de herramientas para intentar sacarlo de allí.

El hallazgo se produjo en la casa situada en Oscar Cabalén al 6500, donde trabajan bomberos de la policía de Córdoba y peritos abocados a la investigación desde hace una semana, cuando las dos mujeres fueron reportadas como personas perdidas.

Las víctimas fueron identificadas como Esther y Sara Castro, de 41 y 39 años respectivamente. Fueron asesinadas a balazos y enterradas en el fondo de una vivienda del barrio Autódromo, en la capital provincial.

Ya hay tres detenidos: dos varones (uno de los cuales es hijo de una de las víctimas) y una mujer.

A todos se los acusa de ser “coautores de homicidio calificado y homicidio, en concurso real”, pero los dos varones habrían confesado el crimen a un tío, a quien le dijeron que las víctimas fueron enterradas en un pozo en el terreno de la vivienda donde vivían.

El doble crimen habría ocurrido durante una discusión familiar. Las víctimas habrían sido asesinadas a balazos. Según una versión, los sospechosos también les habrían hecho consumir veneno.

Rezos extraños, alabanzas y rituales satánicos

Según los vecinos, en la casa vivían más de diez personas, entre adultos, adolescentes, niños y bebés. En la madrugada del pasado jueves vieron cuando los acusados prendieron una enorme fogata en el patio y aseguraron que el olor era nauseabundo.

Desde hacía varias noches, las personas que viven por la zona escuchaban rezos extraños y alabanzas. A su vez, revelaron que en esa casa se practicaban rituales satánicos y que en las ventanas se observaban imágenes de crucifijos no convencionales.

En el interior del domicilio, los investigadores encontraron palas, machetes, hachas y una maza que tendría manchas de sangre. En tanto, no descartan que los cuerpos hayan sido desmembrados para luego ser arrojados al pozo.

Los acusados viven hace más de 10 años en esa vivienda. Asimismo, contaron que el padre de las mujeres desaparecidas murió hace siete meses y desde ese momento la situación se habría descontrolado aún más.

En barrio Autódromo circula la versión de que el hombre abusó de sus hijas y producto de la violación habrían quedado embarazadas. Lo mismo habría sucedido con sus nietos, que serían sus hijos.

Los vecinos nunca se animaron a denunciar lo que ocurría en el interior de la vivienda porque “estaban amenazados”.